Inicio

Nuestra próxima emisión:

 

Nuestro programa anterior:

Extractivismo, ciencia y compromiso social.

Invitado: Dr. Francisco Peña de Paz.

La imagen es impactante. Un hombre de edad avanzada sostiene un encendedor por
debajo del grifo, mientras con la otra mano amaga con abrir la llave del mismo.
Después de una pausa, toma distancia y lo acciona. Además del agua, lo que sale es
una flama impresionante que alcanza a quemar el antebrazo del hombre.
Esta escena, pertenece al documental Gasland, del director estadounidense Josh Fox.
El mismo, registra una serie de testimonios en torno al boom en Estados Unidos de la
extracción de gas natural en algunos estados a través de un método sumamente
destructivo como es la fracturación hidráulica, mejor conocida como fracking.
Además de ganar premios y selecciones en varios festivales, Gasland sirvió para alertar
a un público más o menos importante sobre el terrible impacto ambiental que la
práctica del fracking ocasiona. Su método es tan riesgoso y contaminante, que
prácticamente todos los países desarrollados lo prohíben, y también otros más en vías
de desarrollo.
Si su peligrosidad está probada, ¿por qué en países como México se otorgan
concesiones para extraer gas con este método? La respuesta, tal vez la podamos
encontrar en un largo historial de casos donde el interés de los grandes capitales se
impone sobre el bienestar general y del mismo planeta.
Ante el poderío de estos intereses en un debate público ambiental donde la voz de los
capitales pesa mucho más que el de la ciudadanía ¿qué se puede hacer? Y, ¿cuál
debería ser el papel de los científicos, en específico de los sociales y humanistas en
estos procesos conflictivos?
En Entrevoces, charlaremos con el doctor Francisco Peña de Paz del programa de
Agua y Sociedad de El Colegio de San Luis, sobre un ejemplo afortunado, en donde la
vinculación sociedad, ciencia y academia, arrojó resultados en favor de un grupo de
comunidades que se opusieron a la instalación de un tiradero tóxico en el Altiplano
Potosino.
A su vez, trataremos de dimensionar si esta combinación, puede sentar un precedente
de modelo para futuros conflictos socioambientales como el que se viene en la
Huasteca potosina con el sonado caso del fracking.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Anuncios